:::: MENU ::::

1 feb. 2018

  • 1.2.18
Dos Hermanas Diario Digital se hace eco en su Buzón del Lector del artículo remitido por el coordinador local de IULV-CA en Dos Hermanas, Fran García Parejo, en el que denuncia la entrega gratuita de suelo público a la Universidad Loyola Andalucía. Si lo desea, puede escribir a doshermanasdiariodigital@gmail.com exponiendo su queja, comentario o sugerencia, e incluso acompañarla también de alguna fotografía.



'Campus de la Universidad Loyola de Andalucía', eso es lo que dice el cartel que lleva clavado en un (gran) solar de Entrenúcleos desde hace 4 años y varios meses, rodeado de hierbas y una alambrada que impide a cualquiera el paso a ninguna parte.

Más de 4 años llevan unos suelos públicos secuestrados por una entidad que no existe, por una universidad que solo aparece en un dibujo. Suelos que, a priori, no es que tengan muchos usos porque forman parte de toda esa locura urbanística y faraónica que hay entre los dos núcleos principales de la ciudad pero que durante estos años solo hemos podido mirar en la distancia porque a alguien con mando de alcalde se le ocurrió regalárselos a una institución educativa privada con ánimo de lucro. Qué bien debe sentar hacer dinero cuando todo viene dado.

¿A cambio de qué otorgamos tal privilegio? 'La Loyola' amablemente nos regala 21 becas (15 de grado y 6 de posgrado). Cualquiera diría que no está mal, un terreno (110.944 m2), con un valor anual de 201.000€, a cambio de que 21 nazarenos estudien allí. Digo 21 porque la letra pequeña dice que a quien se le otorga por primera vez la beca repite automáticamente el resto de años.

Si nos quedamos con la construcción del edificio -se supone que dará trabajo-, como casi todo en esta ciudad, se ha vendido en multitud de ocasiones en los medios. He llegado a contar cinco anuncios de inicio de obras desde 2013 a este año, eso multiplicado por cada medio de comunicación en el que aparece.

El resumen es bien sencillo: hasta hoy ese solar ha estado al servicio de la publicidad y propaganda del gobierno local que lo ha vendido como próspero, nos venderán como una buena noticia el empleo que produzca la construcción del edificio cuando realmente no dará para mucho y, si alguna vez se traslada esta Universidad a Dos Hermanas, será un espacio ocupado por la élite sevillana –los que pueden pagar los más de 6.000€ que cuesta la matrícula– con el fin de lucrar a una empresa con la educación como excusa.


FRAN GARCÍA PAREJO, COORDINADOR DE IULV-CA DOS HERMANAS

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos