:::: MENU ::::

6 feb. 2018

  • 6.2.18
El campo Antonio Cebador, del C.D. Cantely, acogió el pasado sábado, día 3, la disputa de un partido solidario protagonizado por los equipos alevines femeninos del citado club nazareno y del Sevilla F.C., con la única intención de recaudar fondos para destinarlos a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y a la lucha contra esta enfermedad.



Pese a las inclemencias meteorológicas, con una mañana fría y la presencia de alguna lluvia fina, se disputó este encuentro al que acudió mucho público y en el que el resultado fue lo de menos, ya que, como han transmitido desde el C.D. Cantely, lo más importante era la solidaridad, el cariño, la amistad y el juego limpio, como así ocurrió. Y es que los equipos participantes y el público asistente transmitieron con este gesto que el cáncer no va a poder con los millones de personas que luchan día a día por sus vidas.



Además, antes del inicio del partido se realizó un emotivo homenaje a Lucía Ramírez González, vecina del barrio y seguidora de ambos clubes, que nos dejó hace pocos meses a causa de esta terrible enfermedad, pero que luchó como una guerrera hasta el final, y cuyos padres Javier y Vanesa y su hermano Javier recibieron una hermosa placa en su memoria.



Todo el dinero recaudado, tanto de los donativos, la recaudación del bar-cantina y el sorteo de una camiseta del Sevilla F.C., para la cual se vendieron muchas papeletas, se destinaron a la AECC, miembros de cuya junta local estuvieron presentes en este evento. El C.D. Cantely ha querido mostrar, por último, su agradecimiento por la presencia del Sevilla F.C. "en este hermoso evento, y espera seguir manteniendo esta hermosa amistad y colaboración en el futuro".

DH DIARIO DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos