:::: MENU ::::

26 dic. 2019

  • 26.12.19
Ya es el cuarto año que los profesionales del servicio de Medicina Interna del Hospital El Tomillar quieren, en estas fechas tan entrañables, hacer más agradable la estancia con un proyecto que, al mismo tiempo, potencia la cultura y educación en valores en los más pequeños. Se trata del proyecto de humanización asistencial ‘Acercando Generaciones’, dirigido a un colectivo vulnerable como es el de los mayores enfermos que por razones de Salud se encuentran fuera de sus hogares en Navidad.



Esta se trata de una iniciativa que arrancó el pasado 23 de diciembre mediante la entrega a los mayores hospitalizados de felicitaciones navideñas realizadas de forma anónima, por los hijos de los profesionales de este servicio clínico. Estas felicitaciones escritas a modo tradicional, ilustradas con dibujos y adornos que engalanan las instalaciones, convierten el área de hospitalización en un entorno colorido que alberga la Navidad.

Según el supervisor de enfermería de este servicio clínico, Jesús Doblado, “esta iniciativa está cargada de solidaridad, permitiendo contagiar la alegría e ilusión de los más pequeños en unas fechas tan entrañables pero, al mismo tiempo, duras para aquellos ciudadanos que su proceso de salud no les permite disfrutar de su entorno familiar”.

Así, hasta la finalización de las fiestas navideñas, los profesionales sanitarios harán entrega de 200 felicitaciones navideñas a los ancianos hospitalizados en la planta baja y planta segunda de este centro hospitalario, correspondientes a Medicina Interna. Niños de entre cuatro y nueve años que han interiorizado el gesto altruista de elaborar una felicitación para solidarizarse con un enfermo. De este modo, los pequeños adquieren conciencia de los cuidados hospitalarios y de la importancia de la actividad sanitaria, situaciones que la mayoría de los niños conocen por el ingreso de sus abuelos y familiares enfermos.

Las felicitaciones están compuestas con un dibujo alusivo a la Navidad; mientras que en la parte interior dejan constancia de un mensaje anónimo de felicitación. Producto de ello es la consecución, según Jesús Doblado, “de contagiar el espíritu navideño a los mayores en situaciones complicadas generadas por un proceso de salud, trasladándoles esperanza y optimismo”.

Cada Navidad este proyecto se lleva activando desde los últimos cuatro años y la participación de pequeños en él ha sido sobresaliente. En él han participado más de una veintena de colegios de la provincia de Sevilla, donde se hayan escolarizados los hijos de los profesionales de este servicio clínico, a través de actividades en los propios centros. De este modo, una Navidad más, los pequeños se han armado con sus pinturas, plastilinas, purpurinas e ilusiones infantiles creando pequeñas obras de arte impregnadas en la entrada y los pasillos de la segunda planta de hospitalización del Hospital El Tomillar.

REDACCIÓN / DHD DIGITAL

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos