:::: MENU ::::

6 jun 2021

  • 6.6.21

La nueva Escuela de Carnaval de Dos Hermanas ya se encuentra totalmente equipada para comenzar con los ensayos. Ubicada en la calle Manzanilla del barrio nazareno de Ibarburu, y en una instalación cedida por el Ayuntamiento, este centro se trata de, según indicó el Delegado de Hacienda y Participación Ciudadana, Juan Antonio Vilches, “se trata de un centro pionero en el mundo del Carnaval”.




 

Juan Antonio Vilches también expresó que “su objetivo principal es que la fiesta siga en la ciudad y no se pierda, además de que casi un centenar de chicos aprendan música y valores”. También indicó que la elección del barrio de Ibarburu para ubicar esta escuela es por ser un barrio pionero en la celebración de esta fiesta.

 

Esta escuela contará con tres salas de ensayo insonorizadas y preparadas acústicamente para llevar a cabo ensayos tanto de canto como de coreografías. Además, cuenta con una sala preparada específicamente para impartir cursos de guitarra, caja y bombo.

 

De igual forma, en la instalación también se encontrará la Asociación de Vecinos Antonio Machado. José Mato, presidente de la asociación, expresó que “hemos salido ganando con el cambio, aunque el salón es de dimensiones inferiores a la anterior. En referencia a esta cuestión, Juan Antonio Vilches ha indicado que “existe el compromiso municipal de ceder espacios más amplios, como el de la anterior sede, para eventos que vayan a contar con mayor afluencia de público”. La intención de la nueva ubicación es la de integrarla más en el barrio.

 

Nuevo mural dedicado al mundo del Carnaval

 

Esta intervención pictórica de más de 60m2 sobre la fachada de la nueva escuela carnavalesca, cuya autoría pertenece al artista nazareno Diego Gómez Sánchez está dedicada al carnaval juvenil y a la labor difundida por la asociación cultural de Ibarburu formando a tantos jóvenes dentro de un entorno musical-cultural. Con este colorido mural también se ha querido rendir homenaje a Joaquín Palma, artesano de pitos de carnaval y que emplearon agrupaciones de Cádiz tan conocidas como la de Martínez Ares o del Yuyu y que han sido exportados a otros lugares como el País Vasco, León, Badajoz...

 

Mediante una gran explosión de color cargada de referencias y simbolismo que representa la alegría, la música y las coplas, da el autor su particular visión de la fiesta, utilizando un lenguaje Pop y una gama de colores saturados.

 

Según ha podido indicar el propio autor, “respecto a la composición, se pueden deslumbrar cuatro zonas o partes, diferenciadas pero conectadas con un ritmo coherente en común. Cada una de ellas con unas características y significado distintos.

 

Visualizando desde nuestra diestra, sobre fondo rosa un dinámico baile de máscaras y antifaces. Es a su vez una representación, cargada de intenciones convertidas en arquetipos que son parte del inconsciente colectivo e individual. Representa con dinamismo el carnaval más clásico y estético.

 

A continuación, nos encontraremos a la figura de Arlequín, el personaje más popular de la comedia del arte, personaje habitual en las fiestas de Carnaval siendo conocido por su sentido del humor.

 

Este dicharachero personaje nos da paso a una representación más minimalista de nuestra ciudad donde podemos intuir elementos significativos de la misma como el escudo, la fuente de "Los Jardines" o ramas de olivos bajo una lluvia de pitos de carnaval.

 

Una caja al ritmo del 3x4, el bombo marcando el compás y una guitarra al punteando, representan la música.

 

La voz y el cante están representados de manera alegórica por un jilguero que se posa sobre una representación del Gran Teatro Falla, haciendo un pequeño homenaje a la hazaña conseguida por la cantera carnavalesca nazarena, siendo esta finalista durante varios años consecutivos en el concurso de coplas de carnaval de la ciudad de Cádiz.

 

En la zona más alta del mural, sobre un fondo lineal, nos encontramos una metáfora de la inspiración, del espíritu crítico y la capacitación de metamorfosis y mimetismo. Reflejo de la idiosincrasia de la fiesta del carnavalesca, representada de manera orgánica y coronado por la nueva imagen o logotipo de la Asociación Cultural Carnavalesca de Ibarburu”.


REDACCIÓN / DHD DIGITAL

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos