:::: MENU ::::
HLA

HIPODROMO

11 feb 2024

  • 11.2.24
La imagen de Cristo Resucitado, titular de la Hermandad del Santo Entierro, es el eje central del Cartel de la Semana Santa de Dos Hermanas 2024 que edita el Consejo Local de Hermandades y Cofradías, cuya elaboración encargó al artista Diego Gómez y que ha sido presentado este domingo, día 11 de febrero, en la Capilla de San Sebastián.


Como el propio presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Dos Hermanas, Francisco Alba, dio en explicar, la presentación del cartel de la Semana Santa nazarena se ha llevado este año a la Capilla de San Sebastián, rompiendo un poco la tradición de hacerlo en la Parroquia de Santa María Magdalena tras la Misa del Miércoles de Ceniza que se inicia a las nueve de la noche, debido precisamente a que esta última circunstancia hacía que el Cartel fuera mostrado a los nazarenos y nazarenas en horario muy avanzado de la noche, lo que impedía a muchos poder asistir al mismo, entre ellos aquellos hermanos y hermanas mayores cuyas imágenes no tienen establecida su sede canónica en dicha Parroquia y que deben asistir a las respectivas Misas del Miércoles de Ceniza en sus correspondientes capillas.


El caso es que, frente a lo habitual, el Consejo optó por hacerlo en un día distinto y a elegir, en este caso, la Capilla de San Sebastián “en homenaje también”, dijo Francisco Alba, “a la Hermandad de la Vera-Cruz tras haber vuelto a la normalidad después de cuatro años en los que la misma ha estado dirigida por sendas juntas rectoras”, y al frente de la cual se encuentra ahora Jesús Lato como hermano mayor. Asimismo, durante el acto se contó con las interpretaciones musicales que ofreció el joven Francisco de Paula Muriel Bando, quien interpretó a piano tres marchas procesionales bajo la atenta mirada de todos los presentes, pero especialmente de sus padres Francisco y Rocío.


“Este Consejo”, dijo Francisco Alba, “trabaja todos los años en buscar a un artista nazareno para la elaboración del cartel, y gracias a Dios contamos con un abanico muy extenso en Dos Hermanas”, con una propuesta que en esta ocasión recayó en el artista Diego Gómez, “que éste acogió con un gran cariño y entusiasmo una vez que se lo ofrecimos”.

Artista con una amplia experiencia


Diego Gómez Sánchez (Dos Hermanas, 1987) cuenta ya, pese a su juventud, con un extenso currículum, que le ha llevado a convertirse en uno de los artistas contemporáneos más significativos, y no sólo en la ciudad nazarena, sino fuera de ella. Como recordó el vicepresidente del Consejo, Francisco Sánchez Núñez, el cartelista de la Semana Santa nazarena de 2024 se formó en la Escuela de Arte y en la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, estando especializado en escultura y diseño, pero trabajando la pintura en distintos soportes, entre ellos la pintura mural.

“Siempre inmerso en la búsqueda de un lenguaje propio contemporáneo, trabajando en un estilo desenfadado y colorista, apoyándose en composiciones geométricas, dotando a cada obra de un carácter estético”, Diego Gómez es un nazareno que, además, forma parte del equipo de montaje y diseño de la Cabalgata de los Reyes Magos de Dos Hermanas, trabajo que alterna con distintos proyectos de escenografía y decoración, y es hermano del Cautivo y del Santo Entierro de Dos Hermanas, habiendo formado parte de la Banda de la Presentación al Pueblo durante 20 años. Además, ha realizado los carteles de la Cabalgata de los Reyes Magos de Dos Hermanas, de la Feria, de las Jornadas Folclóricas Internacionales y del Corpus.

Y, tras esta presentación, ante una capilla que se encontraba repleta de personas, entre ellos muchos presidentes y presidentas de hermandades y de agrupaciones parroquiales nazarenas, y en la que estuvo igualmente presente el párroco de Santa María Magdalena, don Manuel Sánchez de Heredia, y el alcalde de la ciudad, Paco Rodríguez, fue el momento de descubrir ante todos el cartel, que fue recibido con un unánime y prolongado aplauso.

“El cartel poca explicación tienen, más que la que se puede ver”, dijo seguidamente el propio autor de la obra, quien, con todo, quiso ofrecer algunas claves fundamentales para poder “entenderlo mejor”. Así, dijo que la inspiración le vino de recuerdos de su infancia y de su curiosidad por contemplar de vez en cuando las distintas imágenes que se encuentran en el interior de la Parroquia de Santa María Magdalena, y de las que, entre unas y otras, siempre le llamó la atención “una pequeña imagen que no se encontraba en ningún altar ni hornacina y que estaba sobre una simple peana en un lateral de la capilla donde se estaban los titulares de la Hermandad del Santo Entierro”.

“Mi padre”, explicó Diego Gómez, “me contó que se trataba de la imagen del Cristo Resucitado, y que hacía muchos años que dejó de procesionar por las calles de nuestro pueblo”. El artista añadió que conforme fue creciendo y conociendo “el sentido de la pasión y muerte de Cristo”, entendió que esa pequeña imagen “no era menos importante por su tamaño”, sino que, todo lo contrario, “es la iconografía que le da sentido a la Semana Santa y a todo el Cristianismo, el pilar fundamental donde se construía todo”.

La pasada Semana Santa, con motivo de la primera salida procesional del Cristo Resucitado después de 52 años, Diego Gómez confesó que fue a contemplarla por las calles de Dos Hermanas acompañado de su hija, a la que le explicó todo aquello que ya su padre le había transmitido en torno a esta pequeña imagen. El caso es que “quizás sea cuestión del destino, no lo sé, pero meses después recibí la llamada del presidente del Consejo de Hermandades proponiéndome como cartelista de la Semana Santa de 2024. E inmediatamente tuve un flashback que me retrotrajo a mi niñez y a esa imagen de Cristo Resucitado que no tenía altar”.

Exploración de aspectos espirituales


Seguidamente, el cartelista pasó a detallar algunos de los aspectos que recogía su obra, adelantando ya que no era “un simple cartel”, sino “un retablo que proporciona una perspectiva fascinante para explorar aspectos espirituales, emocionales y simbólicos de nuestra Semana Santa”. Así, el cartel se concibe como un altar en el que aparece como eje central “Cristo Resucitado y triunfante, que posa su cruz sobre la carabela de Adán” como símbolo de la resurrección de Cristo “para redimirnos de los pecados originales y de rescatarnos de la muerte. Justamente, el pecado que cometió Adán”.

En otras palabras, Diego Gómez dijo que representaba “el triunfo de la Cruz sobre el pecado y la muerte, y una clara alusión a la Resurrección de Cristo.” Y, junto al mismo, se pueden contemplar diversos elementos accesorios, como un ático en el que aparecían “rasgados” símbolos pasionales de los que vienen utilizándose iconográficamente desde la Edad Media, y, ya en los laterales, la representación de escenas que hablan de las distintas formas de hacer la estación de penitencia, de orar o del sacrificio: “El nazareno, el monaguillo, el músico y el costalero…, el gran factor humano en el que se sustentan las cofradías”.

Por último, en la parte inferior, se encontraba, “a modo de ofrenda, una escena de lo más cotidiana en la casa de cualquier cofrade que espera con ímpetu la llegada del Domingo de Ramos: un bodegón cofrade en el que aparecen objetos esenciales en estas fechas: un incensario, una medalla de hermandad, un almanaque con el Domingo de Ramos bien señalado y, como no podía faltar, unas buenas torrijas”.

“Una ofrenda desde la intimidad de nuestras casas. Elementos que recrean lo que somos, porque en lo cotidiano también está Dios”, afirmó, para concluir: “En definitiva, os presento un cartel cargado de simbología, espiritualidad y que nos invita a reflexionar sobre el verdadero sentido de la Semana Santa. Un cartel alegre, pues cuenta con un bonito final”.

CULTURA (PUBLICIDAD)


FENACO

GRUPO PÉREZ BARQUERO

CULTURA (NOTICIAS)



CULTURA - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

DEPORTES (PUBLICIDAD)


COLEGIO PROFESIONAL DE PERIODISTAS DE ANDALUCÍA

DIPUTACIÓN DE SEVILLA

DEPORTES (NOTICIAS)


DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos