:::: MENU ::::

18 feb. 2020

  • 18.2.20
La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad fomentará el comercio ambulante con ayudas por unos 700.000 euros para la adecuación y mejora de las infraestructuras y espacios urbanos dedicados a esta actividad económica, que da empleo a 10.291 personas y factura 400 millones de euros anuales a través de 848 mercadillos con 40.991 puestos que existen en toda Andalucía.



De acuerdo con el informe presentado por el consejero Rogelio Velasco ante el Consejo de Gobierno, su departamento ha comenzado a trabajar en una nueva orden de incentivos dirigidos a los ayuntamientos para promover la modernización del comercio minorista y la artesanía, que estará dotada con unos tres millones de euros, de los que 700.000 euros se destinarán exclusivamente a la modalidad ambulante.

Esa tipología, que está regulada por una normativa autonómica y por ordenanzas municipales, adquiere una gran importancia dentro de la actividad comercial andaluza, española y europea, por su capacidad dinamizadora de la economía y por ser generadora de empleo y cohesión social.

Precisamente por esa relevancia económica, social y cultural, la Junta de Andalucía le ha dedicado una atención especial en el VI Plan Integral para el Fomento del Comercio Interior de Andalucía para el periodo 2019-2022, documento en el que se recoge esta convocatoria de subvenciones, además de otra serie de medidas tendentes a promover su consolidación.

Entre ellas, resaltan por su aplicación más inmediata (en 2020) la constitución de las mesas de trabajo de impulso del comercio rural y por el comercio seguro, en las que estarán representados las distintas administraciones públicas y los agentes económicos y sociales. Estos grupos de trabajo se complementarán con el lanzamiento de campañas de sensibilización sobre la actividad comercial en la región y contra el comercio ilegal.

El informe presentado al Consejo de Gobierno también refleja los principales aspectos que se recogen en el nuevo 'Censo del Comercio Ambulante de Andalucía' realizado por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, que actualiza el anterior, elaborado en 2013. El comercio ambulante define tres modalidades de actividad: los mercadillos, el comercio callejero y el de carácter itinerante, siendo mayoritario el primero.

Radiografía del sector

El censo destaca el nivel de implantación de los mercadillos, de forma que más del 90,5 por ciento de la población andaluza reside en municipios en los que está presente esta tipología comercial, lo que indica que se trata de un sector de proximidad que ofrece sus productos en una amplísima mayoría de pueblos y ciudadanos de Andalucía. Además, las 74 localidades (9,5%) de menos de mil habitantes que no cuentan con esta modalidad disponen de alguna clase de comercio itinerante o callejero, suponiendo en la mayoría de los casos la única vía de abastecimiento de sus residentes.

Este estudio analiza también los datos por provincias, concluyendo que Jaén y Sevilla son las que han aumentado tanto el número de mercadillos, pasando de 99 a 103 en Jaén, y de 107 a 117 en Sevilla; como el número de puestos, ya que en la primera aumenta de 5.133 a 5.158, y en la segunda, de 5.682 a 7.786.

En el resto, el número de puestos ha descendido, a pesar de que en Granada ha crecido el número de mercadillos. Atendiendo al territorio, alrededor del 50 por ciento de los mercadillos se encuentran ubicados en Granada, Sevilla y Málaga, y el 51 por ciento de los puestos se localizan en Sevilla, Málaga y Almería.

En cuanto a los ingresos diarios según la tipología de los productos que se venden, de acuerdo con la encuesta realizada a los comerciantes, los puestos de alimentación, bebidas y helados son los que obtienen más ingresos, unos 300 euros diarios. En cambio, los puestos de calzado, piel y artículos de regalo, así como droguería y cosméticos manifiestan ingresar, de media diaria, una cantidad inferior a 50 euros. Considerando el conjunto de la actividad, se registra una estimación media de 155,24 euros diarios por puesto.

Respecto al perfil sociodemográfico de las personas que trabajan en el comercio de mercadillos, destaca una presencia mayoritaria de hombres (65,57%) frente a mujeres (34,33%), con una franja de edad comprendida entre los 16 a los 50 años.

Se trata de un segmento con un fuerte componente de tradición familiar, tal y como constata el 71,5 por ciento de los encuestados, siendo la vinculación mayoritaria entre los trabajadores de los puestos la de la familia nuclear (78,65%). Según esa encuesta, el 95 por ciento de estos comerciantes ocupan a uno o dos personas por puesto, tan sólo un 7 por ciento manifiesta no tener estudios y el 55 por ciento asegura que dispone de estudios primarios.

En cuanto al volumen de negocio, los últimos datos disponibles están actualizados a 2017, por eso se ha analizado la evolución experimentada desde 2013 hasta ese ejercicio, extrayéndose que la trayectoria ha sido positiva. Así, se ha registrado un incremento de 152,6 millones de euros de facturación en esa franja de cinco años, lo que representa un alza global del 61,7 por ciento. En ese mismo periodo, el personal ocupado medio en el sector aumentó en 1.055 personas, pasando de 9.236 en 2013 a 10.291 en 2017, lo que representa una subida del 11,43%.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR



DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos