:::: MENU ::::

26 mar. 2020

  • 26.3.20
Declarado el Estado de Alarma en España a causa del Covid-19, nos vemos en la necesidad de realizar un aislamiento en casa para frenar los contagios. Frente a esta situación, es clave reforzar nuestros hábitos y rutinas saludables, y no descuidar aspectos como el ejercicio físico, el teletrabajo o la alimentación, que pueden convertirse en una ardua tarea si nos dejamos llevar por la alteración de nuestro ritmo de vida y los altos niveles de ansiedad y estrés que esto puede conllevar.



Ansiedad por la comida

Si ya en la actualidad es difícil luchar contra el estrés al que nos vemos sometidos, estos días de confinamiento contribuyen a comer a deshoras, menos saludable, incluso hasta de forma compulsiva.

En este aspecto, la ansiedad por los sucesos acontecidos, tienen un papel fundamental. La mayoría de la población ha sufrido alguna vez ansiedad por la comida, enfrentándose a una situación difícil de controlar que conduce a comer de forma compulsiva alimentos de gran palatabilidad como son los azúcares refinados, grasas o harinas refinadas, “armas de doble filo” ya que son de gran aporte calórico, por lo general insanos y de bajo nivel saciante.

Una de las principales herramientas para combatir la ansiedad es aprender a diferenciar entre hambre real o fisiológico, o hambre emocional (estrés, ansiedad, tristeza, felicidad…). El hambre emocional por lo general es repentino e imposible de posponer, teniendo que saciarlo de forma inmediata. Una vez iniciada la ingesta, es difícil controlar las cantidades ingeridas ya que la saciedad no suele llegar o tarda mucho en aparecer. Apetecen un tipo de alimentos concretos como los dulces, y no se saciará con otro tipo de ingesta.

Es por ello importante concederte unos minutos, para reducir la emoción del instante en el que se produce la ansiedad. Analizar si realmente es hambre real o simplemente se ve inducida por algún tipo de sentimiento, de esta forma conseguiremos el objetivo de realizar una ingesta más consciente.

Consejos para controlar la ansiedad

En primer lugar, es importante por no decir fundamental, elegir bien los alimentos que van a componer las tomas diarias:

Carbohidratos: estos deben ser complejos como cereales integrales, arroz, legumbres o patatas. Mantienen los niveles de glucosa estables y sus altos niveles de fibra controlan la saciedad.

Proteínas de alta calidad: carnes, pescados, huevos, legumbres y frutos secos. Que además de ser necesarios para cubrir nuestros requerimientos nutricionales, contienen triptófano, aminoácido esencial que contribuye a mejorar el estado de ánimo.

Fibra: previenen el estreñimiento y generan una sensación de saciedad, y la encontraremos en frutas, verduras y granos completos.

Omega 3: en nueces, pescado azul o semillas de lino, ya que su déficit provoca nerviosismo, defensas bajas y falta de concentración. Unos niveles adecuados de estas grasas buenas disminuyen la liberación de cortisol (hormona que se libera en situaciones de estrés).

Magnesio: es un mineral que en bajos niveles provoca irritabilidad e insomnio. Alimentos como los frutos secos, las verduras de hoja verde o el chocolate negro (mínimo un 70% de cacao) ayudarán a mantener el ritmo cardiovascular y a relajar los músculos.

Una buena forma de empezar es confeccionar un menú semanal saludable y equilibrado. Comprando solo lo necesario, evitado alimentos pocos saludables, ricos en azúcares simples, grasas o harinas refinadas. Economizando y aprovechando mejor los recursos, reduciendo nuestra huella de carbono y los altos niveles de desperdicio de alimentos (FAO (2020) dice: “El volumen mundial de despilfarro de alimentos se calcula en 1.600 millones de toneladas”).

Tratar de comer sentado, de forma tranquila y sin distracciones como el televisor. Controlar las cantidades con medidas caseras como pueden ser un plato individual, evitando grandes cantidades de comida al centro de la mesa o buffet, disfrutando de lo que comes.

Por último, realiza actividades físicas en casa, contribuyendo a mejorar el estado de ánimo y la sensación de bienestar.

REDACCIÓN / DHD DIGITAL

DEPORTES - DOS HERMANAS DIARIO DIGITAL

FIRMAS
Dos Hermanas Diario Digital te escucha Escríbenos